El Compañerismo 5 – Henry Clay

Venimos hablando sobre la importancia de saber escuchar y cómo desarrollar habilidades en el arte de la comunicación. Nuestro principal problema consiste en que no escuchamos para entender; sino que escuchamos para contestar.

Dios nos ha dado una boca y dos orejas. Quizá esto nos enseña que debemos oír el doble de hablamos. Pero… ¿en qué consiste escuchar? Es algo más que guardar silencio…

En esta charla estaremos aprendiendo sobre:

  • La importancia de tener una escucha de calidad.
  • Cómo influye la falta de escucha en nuestro ministerio y relación con las personas.
  • Cómo desarrollar buenas preguntas.
  • Qué hacer y qué no hacer al momento de escuchar.
  • Pautas y estrategias para mejorar nuestra calidad de escucha.

Cuando escuchamos nos estamos regalando a nosotros mismos. Es un acto de amor y compromiso, a Dios y a esa persona. Escuchar es amar.

¿De qué manera podrías desarrollar tu habilidad de escucha?

Esta semana, te animamos a que empieces a apartar tiempo para escuchar a Dios y escuchar a tus hermanos. Tus palabras pueden animar, restaurar, dar confianza y compartir el Amor de Dios.

¿Conoces a alguien que tenga sed de ser escuchado? ¿Puedes hacer planes esta semana para reunirte con él o ella y escucharlo? Cuéntanos cómo te fue en nuestro Grupo de Facebook.

Foto del avatar
El Discipulado
Artículos: 104