Serie 11. Muchos aspiran, pocos alcanzan (la perseverancia)

En estos dos episodios exploramos el tema de la perseverancia en la vida espiritual, abordando los desafíos y obstáculos que enfrentamos en nuestro camino de fe. Desde el peligro de adoptar un espíritu independiente hasta la tentación de amar el mundo, hemos examinado diversas actitudes y comportamientos que pueden poner en riesgo nuestra perseverancia en Cristo.

En la primera parte, destacamos la importancia de mantenernos firmes en medio de la guerra espiritual, reconociendo que nuestro mayor enemigo muchas veces somos nosotros mismos. Desde la falta de un corazón para Dios hasta la negligencia en nutrirnos de Su Palabra, cada obstáculo nos desafía a perseverar en nuestra búsqueda de una vida piadosa.

Serie 11.1

Serie 11.2

En la segunda parte, exploramos aún más las trampas que pueden desviar nuestro camino espiritual, desde el espíritu independiente que nos aleja de la comunidad de fe hasta la falta de compartir nuestra fe con valentía. Además, reflexionamos sobre la importancia de rendir cuentas a otros creyentes, evitar la amargura y resistir la atracción del mundo.

Preguntas para Reflexionar:

  • ¿Qué obstáculos identificas en tu propia vida espiritual que podrían estar afectando tu perseverancia en Cristo?
  • ¿En qué áreas específicas necesitas buscar más ayuda y apoyo de otros creyentes para fortalecer tu caminar con Dios?
  • ¿Cómo puedes aplicar los principios de humildad, entrega total a Dios y resistencia a las tentaciones del mundo en tu vida diaria?

Actividades de Aplicación:

  • Establece un tiempo regular de oración y reflexión personal para evaluar tu relación con Dios y buscar Su dirección en tu vida.
  • Busca la compañía y el consejo de otros creyentes en tu iglesia o grupo de estudio bíblico para compartir tus luchas y recibir apoyo mutuo.
  • Identifica una área específica de tu vida donde sientes que estás luchando por mantener tu compromiso con Dios y desarrolla un plan de acción para superar ese desafío, buscando la fortaleza en Cristo y la ayuda de la comunidad de fe.

Foto del avatar
Henry Clay

Henry conoció a Jesús en 1971 en una iglesia presbiteriana. Fue discipulado por 2 años por otro estudiante que trabajaba con Los Navegantes. Lo impactó tanto, que dedicó su vida a ayudar a otros de la misma manera. Ha servido en EE.UU., Alemania, Costa Rica, Argentina y Egipto. También ha trabajado en el pastorado de una iglesia local por 6 años. Está felizmente casado y tiene 4 hijos y 9 nietos. Con su esposa vive en Carolina del Sur en EE.UU.

Artículos: 62