3.3.2 Con buen ánimo haré mi defensa

La vida se parece a un racimo de uvas, cada una de ellas podría ser un testimonio de lo que Dios ha hecho en nosotros.

No podemos dar testimonio de cosas que no hemos vivido, visto u oído pero sucede que, a menudo, queremos compartir todo lo que ha hecho Cristo en nuestra vida y no sabemos cómo hacerlo.

¿Por dónde empezamos? ¿qué decimos? ¿de qué manera?…

En esta capacitación te enseñaremos a elaborar tu testimonio personal.

Hoy estaremos aprendiendo:

  • Principios bíblicos sobre cómo armar el testimonio personal.
  • Estructura y partes del testimonio.
  • Claves para armar tu testimonio personal para dar a conocer a Cristo.

Solemos hacer planes para ir a la iglesia, estudiar las Escrituras, orar, pero… ¿hacemos planes para evangelizar?

Tus compañeros de trabajo o estudios, ¿saben que eres cristiano?

¡Te animamos a que tomes el desafío de armar tu testimonio personal y empieces a compartirlo!

Cuéntanos cómo te ha ido haciendo clic aqu

Foto del avatar
Henry Clay

Henry conoció a Jesús en 1971 en una iglesia presbiteriana. Fue discipulado por 2 años por otro estudiante que trabajaba con Los Navegantes. Lo impactó tanto, que dedicó su vida a ayudar a otros de la misma manera. Ha servido en EE.UU., Alemania, Costa Rica, Argentina y Egipto. También ha trabajado en el pastorado de una iglesia local por 6 años. Está felizmente casado y tiene 4 hijos y 9 nietos. Con su esposa vive en Carolina del Sur en EE.UU.

Artículos: 62