Mucha gente se casa sin conocerse profundamente. ¡Pero… qué difícil es conocerse en el noviazgo! Cada uno se presenta lo más lindo posible para agradar y ganar al otro, consciente o
inconscientemente escondiendo sus debilidades y defectos. También la persona puede no conocerse a
sí misma. ¿Cómo proceder entonces?

Descarga este documento para acceder a una lista de preguntas que los ayudarán a discernir si estar juntos es voluntad de Dios.

Foto del avatar
El Discipulado
Artículos: 104