Como padres debemos imitar a Dios en el proceso de la disciplina con nuestros hijos. Esto es una tarea difícil, pero… ¿es una misión imposible?

En todo momento debemos mantener la calma y nunca perder el control…¿Cómo podrá un padre descontrolado impartir control en sus hijos?

En esta enseñanza se nos enseñará sobre:

  • Qué debemos hacer y qué NO debemos hacer al momento de disciplinar a nuestros hijos.
  • La importancia de buscar una restauración de la comunión en la relación luego de la disciplina.

Únete a nuestra conversación haciendo clic aquí a fin para compartirnos tu experiencia y comentarnos: ¿Cuál es el método que utilizas para corregir a tu hijo cuando no tiene una conducta adecuada?

¿De qué manera tu hijo puede sentirse amado después de haber aplicado la disciplina?

Foto del avatar
El Discipulado
Artículos: 104