Serie 6. El Señorío de Jesucristo

En esta serie, Henry Clay nos ayuda a explorar la pregunta fundamental sobre quién tiene el control en nuestras vidas y cómo el Señorío de Cristo cambia radicalmente nuestra perspectiva y nuestro caminar con Dios. A través de dos episodios, aborda aspectos esenciales de este tema.

Serie 6.1

Serie 6.2

Hemos explorado cómo Jesús debe ser el centro de nuestras vidas y cómo su autoridad transforma nuestra manera de vivir! Para consolidar lo aprendido, aquí tienes algunas preguntas para reflexionar y actividades de aplicación:

Preguntas para Reflexionar:

  1. ¿En qué áreas de mi vida estoy luchando por entregar completamente a Jesucristo el control y reconocerlo como mi Señor soberano?
  2. ¿Cómo puedo cultivar una relación más profunda con Jesucristo y fortalecer mi compromiso de seguirlo como mi Señor en todas las áreas de mi vida?
  3. ¿Cuál es mi respuesta al llamado de Jesús para rendirme completamente a Él y permitir que su Señorío transforme mi vida y mis decisiones?

Actividades de Aplicación:

  1. Dedica tiempo diario a la oración y la lectura de la Biblia para fortalecer tu relación con Jesucristo y comprender mejor su voluntad para tu vida.
  2. Identifica una área específica de tu vida donde has luchado por rendir completamente el control a Jesucristo. Haz un plan de acción para entregar esa área a Él y buscar su dirección y liderazgo en ello.
  3. Comprométete a tomar una decisión concreta esta semana que demuestre tu compromiso de seguir a Jesucristo como tu Señor. Puede ser una acción de servicio, un acto de perdón o una oportunidad para compartir tu fe con otros.
  4. Déjate discipular por algún hermano maduro en la fe. Estar acompañado te ayudará a compartir tus debilidades y crecer en tu fe.

Recuerda que el Señorío de Cristo no es solo una teoría, sino una realidad transformadora que afecta cada aspecto de nuestras vidas. Que estas preguntas y actividades te ayuden a aplicar este importante principio en tu caminar diario con Jesús.

Foto del avatar
Henry Clay

Henry conoció a Jesús en 1971 en una iglesia presbiteriana. Fue discipulado por 2 años por otro estudiante que trabajaba con Los Navegantes. Lo impactó tanto, que dedicó su vida a ayudar a otros de la misma manera. Ha servido en EE.UU., Alemania, Costa Rica, Argentina y Egipto. También ha trabajado en el pastorado de una iglesia local por 6 años. Está felizmente casado y tiene 4 hijos y 9 nietos. Con su esposa vive en Carolina del Sur en EE.UU.

Artículos: 62