Serie 7. Un corazón para Dios

En estos dos episodios, junto a Henry Clay, exploraremos la esencia de tener un corazón para Dios. Comenzaremos reconociendo que Dios mira nuestro corazón, y analizamos qué lo caracteriza y qué no. Descubriremos que un corazón para Dios implica una entrega total y una devoción exclusiva a Él. Esto nos desafía a eliminar cualquier ídolo que pueda desplazarlo de su lugar central en nuestras vidas.

Resumen de los temas tratados:

  1. Lo que No es un corazón para Dios: Exploramos las diferentes manifestaciones de un corazón endurecido, frío, hipócrita y religioso, destacando la importancia de confesar nuestros pecados, arrepentirnos y buscar la humildad y la búsqueda de Dios en lo secreto.
  2. Lo que es un corazón para Dios: Aprendimos que un corazón para Dios implica una entrega total y una devoción exclusiva, como ilustra el sacrificio y la valentía de aquellos que han dado todo por amor a Él. También comprendimos la importancia de no permitir que los ídolos ocupen el lugar de Dios en nuestras vidas, buscando constantemente ponerlo en el primer lugar.

Que estos episodios nos inspiren a buscar un corazón que arda con amor y devoción por nuestro Señor. En el próximo episodio, continuaremos explorando cómo cultivar un corazón apasionado y entregado a Dios en medio de las pruebas y desafíos de la vida.

Serie 7.1

Serie 7.2

Preguntas para Reflexionar:

¿Qué manifestaciones de un corazón endurecido, frío, hipócrita o religioso puedo identificar en mi propia vida? ¿Qué pasos puedo tomar para confesar mis pecados, arrepentirme y buscar una relación más íntima con Dios?

¿Qué ídolos o prioridades equivocadas están compitiendo por el primer lugar en mi corazón? ¿Cómo puedo dejar de lado estas distracciones y enfocarme en poner a Dios en el centro de mi vida?

¿Qué sacrificios estoy dispuesto a hacer por amor a Dios? ¿Estoy listo para entregar todo, como lo hicieron aquellos que han sufrido por su fe, y comprometerme a seguir a Dios sin reservas?

Actividades de Aplicación:

Dedica tiempo diario a la oración y la meditación en la Palabra de Dios, buscando sinceramente confesar tus pecados, arrepentirte y renovar tu compromiso con Él.

Identifica y renuncia a cualquier ídolo o prioridad equivocada en tu vida que esté compitiendo por la atención de tu corazón. Haz una lista de acciones concretas que puedes tomar para poner a Dios en el primer lugar en todas las áreas de tu vida.

Busca oportunidades para sacrificar tu tiempo, recursos y comodidades en servicio a Dios y a los demás. Inspírate en las historias de valentía y sacrificio por amor a Dios y sigue su ejemplo en tu propia vida.

Que estas reflexiones y actividades te ayuden a cultivar un corazón apasionado y entregado a Dios en todas las áreas de tu vida. ¡Que Dios te bendiga mientras buscas vivir con un corazón totalmente comprometido con Él!

Foto del avatar
Henry Clay

Henry conoció a Jesús en 1971 en una iglesia presbiteriana. Fue discipulado por 2 años por otro estudiante que trabajaba con Los Navegantes. Lo impactó tanto, que dedicó su vida a ayudar a otros de la misma manera. Ha servido en EE.UU., Alemania, Costa Rica, Argentina y Egipto. También ha trabajado en el pastorado de una iglesia local por 6 años. Está felizmente casado y tiene 4 hijos y 9 nietos. Con su esposa vive en Carolina del Sur en EE.UU.

Artículos: 62