Serie 9. Mi corazón el hogar de Cristo

En este episodio, exploraremos el concepto de nuestro corazón como el hogar de Cristo, utilizando la metáfora del libro «Mi Corazón, Hogar de Cristo» de Robert Munger. Al considerar las Escrituras en Efesios 3:16-17, Juan 14:23 y Apocalipsis 3:20, examinaremos diferentes áreas de nuestra vida y cómo podemos abrir cada una de ellas para que Cristo las habite plenamente.

  1. La Biblioteca (La mente): Reflexionaremos sobre cómo llenar nuestra mente con la Palabra de Dios y pensamientos que honren a Cristo, permitiendo que Él guíe nuestros pensamientos y decisiones.
  2. El Comedor (Los apetitos): Examinaremos nuestros deseos y apetitos, buscando alimentarnos de lo que es espiritualmente saludable y agradable a Dios, y eliminando lo que nos aleja de Su voluntad.
  3. La Sala (La vida devocional): Consideraremos la importancia de cultivar una vida devocional constante y profunda, permitiendo que Cristo sea el centro de nuestra adoración y comunión diaria.
  4. El Taller (Dones y habilidades): Analizaremos cómo podemos utilizar nuestros dones y habilidades para glorificar a Dios y servir a los demás, reconociendo que son dones dados por Él para Su propósito y gloria.
  5. El Cuarto de juego (La recreación): Reflexionaremos sobre cómo podemos disfrutar de la recreación de una manera que honre a Dios, reconociendo que incluso en momentos de descanso y diversión, podemos mantenernos conectados con Él.
  6. El Armario (Pecados ocultos): Consideraremos la importancia de abordar y confesar cualquier pecado oculto en nuestras vidas, permitiendo que Cristo traiga sanidad y restauración a esas áreas.

Al final, exploraremos el proceso de transferir el título de propiedad de nuestro corazón a Cristo, entregándole completamente el control y permitiéndole ser el Señor y dueño de todas las áreas de nuestra vida.

Preguntas para Reflexionar:

¿En qué áreas de mi vida estoy luchando por permitir que Cristo tenga el control total y cómo puedo darle acceso a esas áreas?
¿Qué cambios puedo hacer en mi rutina diaria para asegurarme de que Cristo esté presente en cada aspecto de mi vida, desde mis pensamientos hasta mis acciones?
¿Cómo puedo fortalecer mi relación con Cristo y hacer de mi corazón un hogar más acogedor para Él?

Actividades de Aplicación:

Establecer un tiempo diario de reflexión y oración: Dedica un tiempo específico cada día para reflexionar sobre tu relación con Cristo, orar por Su dirección y escuchar Su voz a través de la Palabra.

Hacer un inventario personal: Examina cada área de tu vida, desde tus pensamientos hasta tus hábitos diarios, y haz una lista de aquellas áreas en las que necesitas entregar el control a Cristo y trabajar en su transformación.

Comprometerte con una práctica espiritual específica: Elige una actividad espiritual, como la lectura diaria de la Biblia, el servicio a los demás o la participación regular en la comunión cristiana, y comprométete a practicarla consistentemente para fortalecer tu conexión con Cristo.

Foto del avatar
Henry Clay

Henry conoció a Jesús en 1971 en una iglesia presbiteriana. Fue discipulado por 2 años por otro estudiante que trabajaba con Los Navegantes. Lo impactó tanto, que dedicó su vida a ayudar a otros de la misma manera. Ha servido en EE.UU., Alemania, Costa Rica, Argentina y Egipto. También ha trabajado en el pastorado de una iglesia local por 6 años. Está felizmente casado y tiene 4 hijos y 9 nietos. Con su esposa vive en Carolina del Sur en EE.UU.

Artículos: 62